jueves, 23 de febrero de 2012

EL ARTE ROMÁNICO. CONTEXTO SOCIAL, CULTURAL Y RELIGIOSO.


Contexto histórico.
El arte románico se desarrolla durante la Alta Edad Media.  En este período se da el feudalismo, sistema económico, político y social  imperante en la Europa occidental  entre los siglo IX y XIII. Las formas feudales surgieron en Francia tras la descomposición del imperio carolingio en el siglo IX, a partir de los pactos entre señores y campesinos, y entre nobles y reyes.  .La  debilidad de las monarquías, incapaces de proteger a la población, provocó que esta hallara protección  entre la nobleza y el clero, con los que estableció pactos de dependencia   y deberes mutuos. En eta época, Europa se ruralizó , y la agricultura pasó a ser la principal actividad , mientras que el comercio y la industria se estancaban.
SOCIEDAD.
La sociedad feudal era estamental y cerrada en sí misma.  Estaba constituida por tres grupos fundamentalmente: NOBLEZA, CLERO  Y CAMPESINOS. Los dos primeros formaban el grupo  de los privilegiados  y eran los principales beneficiarios de este sistema. No constituían una clase productora y obtenían sus ingresos principalmente  de las rentas de los campesinos. Estos últimos, divididos en siervos y villanos, integraban el grupo mayoritario  de los no privilegiados, sobre los que recae la tarea de mantener a nobles y eclesiásticos.
LA CULTURA
La cultura feudal se centraba en torno a los monasterios  y llegaba a una minoría de la población  . El monacato tiene su origen en el Próximo Oriente, desde donde pasó a Occidente cunado san Benito de Nursia fundó , en el siglo Vi, la abadía de Montecassino  y dio a sus monjes una regla basada en la oración y el trabajo ( Ora et labora)  .La labor de algunos de estos monjes se realizaba en el scriptorium , donde se dedicaban a copiar y traducir manuscritos de la Antigüedad, l que contribuyo a la conservación de la cultura de la Antigüedad.  Además, disponían  de escuelas donde se  formaban los futuros monjes y algunos seglares. La Iglesia, pues, desempeño  un importante pale cultural , a la vez que velaba por la paz en una época  en que eran frecuentes el bandolerismo , el pillaje y los enfrentamientos  entre los señores feudales ( la llamada “tregua de Dios”)  .También fue la Iglesia la que difundió el espíritu de cruzada ( lucha contra los infieles) contra los musulmanes del a península ibérica o contra los turcos de la Europa oriental.
 
  • EL TERROR DEL AÑO MIL
La Europa occidental del siglo X vivió atemorizada por la llegada  del fin del mundo  que, según palabra de san Juan , tenía que producirse  mil años después del nacimiento de Cristo  .Para la mayoría de los cristianos el año mil significaba  el inicio de una era de calamidades que generarían hambre, enfermedad y guerras entre la población europea .Las invasiones de los pueblos bárbaros ( las llamas “segundas invasiones”) es decir musulmanes, húngaros y vikingos contribuyeron a crear este clima  de angustia .Poco a poco iba acentuándose  un fuerte sentimiento piadoso que se vio plasmado en las manifestaciones artísticas, tal como se muestra en los relieves de las portadas y los capiteles de los templos.
  • LAS PEREGRINACIONES
Ligado al sentimiento pietista  y a la fe de los hombres y mujeres para hallar le camino a la salvación, a partir del siglo X se extendió por  Europa  la práctica de las peregrinaciones a los Santos lugares. Los principales centros fueron Jerusalén, cuna del cristianismo;  Roma, donde se encuentran las sepulturas de san Pablo  y San Pedro, y Santiago de Compostela, principal templo de peregrinación europeo en el siglo XII.

  • LAS REFORMAS: LA REFORMA CLUNIACENSE Y CISTERCIENSE
Entre los siglo X y XII se dio un nuevo fenómeno en el seno de la Iglesia, centrado en la influencia de los laicos sobre ésta y en el intercambio de poder político  y eclesiástico. Así, durante la Alta Edad Media muchos obispos y abades entraron en el sistema feudal y se generalizó la elección de los papas  por los señores feudales. Ante estas nuevas circunstancias político-económicas se promueven importantes reformas dentro de las órdenes religiosa, de las que sobresalen la cluniacense y las cisterciense. A ello contribuyo la desvirtuación  del espíritu inicial de la principal orden de Occidente, la benedictina, que, en el siglo X, predicaba a combinación del trabajo intelectual  con la práctica de la oración.
  • LA REFORMA CLUNIACENSE
Se origina con la fundación de la abadía de Cluny  en el condado de Macon (Borgoña) , en el año 910, desde donde se expandió el primer arte románico  a través de los mas de mil quinientos monasterios  repartidos por toda Europa. Su actividad reformadora se centró en el progresivo abandono del trabajo manual e intelectual , que pasa a manos de los siervos, para centrarse exclusivamente en la práctica de la liturgia y la oración . En los siglos XI y XII salieron reformados de la abadía de Cluny príncipes, papas y obispos, lo que significó el equiparamiento  del poder político-económico  de los monasterios  cluniacense con el de los monarcas.

  • LA REFORMA CISTERCIENSE
En 1098 el abad de Molesmes quiso restablecer la austeridad primitiva de la regla de san Benito  y se retiró al monasterio de Citeaux (Dijon) , donde fundó una abadía. Siguiendo las directrices de san Bernardo de Claraval , esta reforma proclamaba el retorno a la pobreza absoluta, al trabajo manual  exclusivamente y a la total austeridad en las formas de vida de los monjes. Esta austeridad se plasmó también en sus manifestaciones artísticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada