lunes, 26 de marzo de 2012

LA CÚPULA DE LA CATEDRAL DE FLORENCIA (SANTA MARIA DEI FIORI)



Cúpula de la catedral de Florencia (Santa Maria dei Fiori), 1418-1446

A continuación vamos a analizar la obra propuesta en este ejercicio selectivo de septiembre de 2009. Se nos propone en la Imagen nº 1 la cúpula de Santa Maria dei Fiori , obra del arquitecto florentino Filippo Bruneleschi.
Lo primero que tenemos que destacar es que vamos comentar una parte del edificio y no toda la obra pues Bruneleschi es el encargado de finalizar una obra que ya se había iniciado en el Trecento italiano por Arnolfo di Cambio.
La catedral era de estilo gótico y tenía la genuina decoración bícroma de la arquitectura románica toscana. Desde su inicio estaba planificada la construcción de una cúpula gigantesca sobre el crucero y en 1418 , cuando se convocó el concurso para adjudicar las obras ya se habían prefijado los pilares y el tambor octogonal
ANÁLISIS FORMAL .
A la hora de comentar esta obra debemos hacer mención tanto al aspecto exterior que observamos como a su construcción interior, pues esta obra se compone de una doble estructura: una cúpula exterior y otra exterior que se contrapesan y se sostienen la una a la otra, dando lugar a una proeza técnica como esta que va determinar la Historia del arte e inaugurará la arquitectura renacentista.
El aspecto exterior de la cúpula es la de una cúpula apuntada, situada sobre un cimborrio octogonal, cuyos nervios lanzan los empujes hacia abajo a la manera de la arquitectura gótica . En cuanto a los materiales, podemos decir que se destacan los plementos de ladrillo rojo y los nervios de mármol blanco formando una bicromía que resalta y dibuja los volúmenes mucho más nítidos. Y que hace abandonar la idea de cúpulas de piedra que trasmitían la idea de pesadez . Dichos plementos están a su vez horadados por los mechinales que nos dan pistas del sistema de construcción por anillos utilizados por Bruneleschi que después desarrollaremos .
La cúpula interior es más resistente que el exterior y está construido por ladrillos y piedra , formando una estructura semiesférica que tendería a proyectar los empujes hacia afuera, a la manera de la arquitectura más tradicional ( clásica) dejando un espacio vacío entre ambos, creando una estructura que se auto-sustentaría debido a los empujes que se contrarrestarían. Este vació creado en medio de los dos casquetes ayuda a a aligerar el peso sobre el tambor . Ambas paredes ( de las dos cúpulas) se traban por medio de listones de madera y ladrillos engarzados
Del estudio de ambos casquetes se infiere la gran novedad de estar obra de arte: su sistema constructivo totalmente nuevo . Bruneleschi no utiliza cimbras de madera para apuntalar la cúpula porque el espacio a cubrir era demasiado grande así que opta por un sistema autosustentante. Elabora las dos cúpulas ( interna y externa a la vez) de tal manera que los empuje ( hacia el interior y hacia el  exterior ) se contrarresten mutuamente , así conforme aumentan los anillos de la cúpula se autosotienen ,  usando un sistema de ladrillos ( spine pezze o “espina de pez” )que ya usaban los romanos ( opus spicatum). Bruneleschi concebía estos anillos de ladrillo concéntricos como círculos perfectos colocados unos sobre otros sucesivamente, en cada hilada situó , a tramos regulares, series de ladrillos verticales. De tal manera que los ladrillos verticales soportaran a los horizontales dispuestos entre ellos
Quedaba por resolver la cuestión de los empujes centrífugos que tendían a abrir la cúpula , esta se resuelvan con el reforzamiento de por los nervios de la cúpula exterior y diversas semi cúpulas de descarga y de una serie de costillas horizontales concéntricas .
Como remate se construyó una linterna . Esta también se decidió por concurso , y los ganadores fueron dos : Ghiberti y Bruneleschi, aunque se impondrán los criterios de este. Su forma circular y su contraste cromático , actúan como armónica “coronación” de toda la cúpula y contribuyen lógicamente a la iluminación cenital del crucero del templo . En este sentido se introduce ya el sentido de unidad que provoca el efecto lumínico en la arquitectura del primer Renacimiento.
COMENTARIO.
Con esta obra Bruneleschi inaugura el Renacimieto y consigue que esta se convierte en uno de los símbolos de un estilo artśitico y una época.
Primero consigue resolver una importante problema técnico que era contruir la cúpula sin cimbras de madera que la sostuviesen durante sus constrcción, algo que habría convertido su coste en algo prohibitivo. Además consigue establecer un sistema en el  que  la proporcionalidad y la medida determinan la arquitectura , algo que se verá en otras obras suyas, coma la iglesia  de San Lorenzo, con esto Bruneleschi consigue un cambio revolucionario que supone esta obra en el papel del artista. Bruneleschi logra convertir al viejo maestro de obras medieval , en un proyectista, en un creador, en un arquitecto en fin, de amplia formación intelectual.
Además consigue corear un símbolo para toda la ciudad de Florencia, a pesar de que debía competir con un símbolo tan poderosos como el camplanile diseñado por el mismísimo Gioto y consigue dar por finalizado el proyecto de la Catedral crean con ello un símbolo universal de la república florentina. 
Debemos señalar en esta fase final del comentario los antecedentes de esta grandiosa cúpula. Lo primero que nos viene a la mente es la gran cúpula del Panteón, sobre todo si hacemos caso a Vasari , quien en su obra Vitae, nos menciona como Bruneleschi había partido con su amigo Donatello a Roma para estudiar los restos que en esta ciudad quedaban del período romano,  de ellos, entre ellos claro esta, el propio Panteón.  Pero no podemos olvidar que la arqutectura romana no era la única que usaba la cúpula, pues las noticias de Bizancio trasladaban la idea de magnificiencia y claridad de la cúpula de santa Sofía.
Cúpula de El Panteón, Roma

Cúpula de santa Sofía, Estambul. Siglo V










Catedral de Siena












Pero, como dice le historiador C.J. ARGAN, no debemos ver a Bruneleschi sólo como un repetidor  o emulador de la Antiguedad clásica, pues este es tan heredero de la arquitectura toscana anterior como de la arquitectura clásica. ( ej. Catedral de Siena ) 











Destacaremos por último las consecuencias que tendrá esta inmensa cúpula en la Historia del Arte. No se pueden concebir la arquitectura religiosa posterior sin una gran cúpula que domine el espacio urbano, como gran deudora con ella citaremos aquí la inmensa cúpula que diseña Miguel Angel para cubrir la iglesia de San Pedro de Roma

Cupula de san Pedro del Vaticano. Miguel Ángel. Siglo XVI


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada