viernes, 8 de marzo de 2013

LA ÚLTIMA CENA

La última Cena
Procedemos a analizar una de las obras más celebradas de Leonado, La Ultima cena, obra que Lonado pinto entre los años 1495 y 1498, en el Refectorio del monasterio de Santa Marie delle grazie, en Milán . En stea obra la elección del tema se tiene que ver relacionada con el lugar donde se ha pintado, pues el refectorio es el lugar donde los monjes toman sus alimentos comunidad.
Técnicamente, y respondiendo a su afán de experimentación constante, el pintor mezcló temple con pintura al óleo, lo que resultó ser un fracaso, por lo que al poco tiempo comenzó a deteriorare notablemente, y todavía hoy, pese a numerosas restauraciones, se encuentra en muy mal estado. En esta obra Leonardo aplicó , además , la técnica del sfumato, , una de sus grandes aportaciones, sumergiéndola escena en una gradación de tonalidades y consiguiendo efectos atmosféricos.
El tema es recuperado de la icono grafía cristiana, ero el autor le ha dado un tratamiento diferente al tradicional. En la obra aparecen los apóstoles en grupos de tres y en actitud dinámica, lejos del hieratismo propio de las composiciones medievales Aquí el tema capta en momento en que Cristo anuncia la traición a la que será sometido por uno de los Apóstoles, reunidos en grupos de tres en torno a la figura central, que contrastan con la serenidad en el rostro de Jesús. Por su parte , Judas permanece impasible, apoyado sobre la mesa, y lleva en su mano la bolsa con las monedas que los sacerdotes judíos le pagaron por traicionar a Cristo.

El uso de la perspectiva es excelente. Formalmente, todas las líneas convergen en un punto de fuga, la figura de Jesucristo, lo que demuestra el dominio de la utilización de la perspectiva. Al fondo de la composición, tres ventanales dejan entrever un paisaje donde proviene parte de la luz que baña homogéneamente la escena, en combinación con la iluminación frontal La luz es suave y clara , y procede des dos ángulos distintos . La que procede de la izquierda se refleja en el muro derecho y en los personajes., y la que penetra desde el fondo con los tres ventanales fingidos, lleva la mirada al infinito.
El conjunto se enmarca en el muro del refectorio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada