viernes, 17 de mayo de 2013

Imprimir Imprimir el artículo
LA FAMILIA DE FELIPE IV O LAS MENINAS (1656)
INTRODUCCIÓN.
El lienzo, fechado en 1656, es una de las grandes obras de la pintura de todos los tiempos. Formaba parte de la colección real y en los inventarios antiguos aparece mencionado con el título La familia
ANÁLISIS
A primer golpe de vista se trata de una escena totalmente privada, algo que choca con las representaciones más corrientes de la realeza, que se nos suele presentar de modo ennoblecido y alejado.
La infanta Margarita, hija del rey Felipe IV, es la que aparece en el centro, al lado de distintos personajes del a corte, incluso del propio pintor dispuesto al lado del lienzo. En el siglo XIX se cambió el título por el de Las meninas, como alusión a las dos damas de honor o mucha chitas ( meninas en portugués) que asisten a la infanta y que recibían este nombre en la corte española.
La escena tiene lugar en una estancia del palacio , iluminada por la derecha y con cuadros que forran las paredes. Al fondo se abre una puerta por donde entra la luz, a la que siguen unas escalera donde se encuentra parado un cortesano . Al lado de esta puerta , un espejo refleja la imagen de los reyes Felipe IV y Mariana de Austria. En el centro de la sala, la infanta Margarita recibe las atenciones de su dos meninas, una de las cuales le ofrece agua en una jarrito de barro. Otros personajes se colocan en distintos planos, desde le propio pintor hasta los enanos ( Maribola y Pertusato) que molesta al perro adormilado en primer plano.
La disposición de la escena recuerda a los interiores holandeses, articulada en sucesivos planos . Velázquez domina con perfección la perspectiva aérea, de manera que con la pincelada suelta y el tratamiento abocetado de las figuras proporciona una mayor sensación de captación de la atmósfera y del ambiente.
Velázquez se recreó con los efectos lumínicos haciendo que la luz incidiese sobre las figuras en primer plano y sumergienod en la penumbra a las más alejadas. Elñ juego de luces y somras ayuda a crear la ilusión de espacio en el cuadro. La luz que entra por la puerta del fondo y su contraste con la oscuridad del techo y de la pared lateral a la derecha del observador dan profundidad a la escena. La paleta esw clara, luminosa y de una gran riqueza de colores y matices. Los contornos de las figuras se difumionan. Las fomas etéreas de los reyes en el espejo fueron realizads con un pincelhumedecido con más trementina -disolvente- que pigmento. 
COMENTARIO
Aunque son muchas las interpretaciones que se han hecho sobre este cuadro, lo cierto es que la distribución del espacio , el realismo en los retratos y la luz son magistrales. Posiblemente Velázquez estuviera retratando a los reyes, que se encontrarían en el lugar del espectador. Al taller llegaría la infanta con sus séquito para presenciar los trabajos del artista, apreciados por la corte.
A partir de ahí las diferentes interpretaciones que ha suscitado esta obra, conocida como el cuadro acertijo, son muy variadas: un retrato de la infanta Margarita, un elaborado juego de espejos, un retrato de la familia real , una reivindicación del reconocimiento social del artista....
De todos modos, el cuadro refleja la trascendencia de la pintura en la corte española, con la representación del artista al mismo nivel que los persoanjes de l familia real, en un juego de significados y experiencias con lal uz y el color.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada