miércoles, 15 de mayo de 2013

ANÁLISIS Y COMENTARIO DE UNA OBRA DE ARTE: LA RONDA DE NOCHE, DE REMBRANDT.

ANÁLISIS Y COMENTARIO DE UNA OBRA DE ARTE: LA RONDA DE NOCHE, DE REMBRANDT.

LA RONDA DE NOCHE (1642) DE REMBRANDT

ANÁLISIS
Se tata de una obra de gran formato al óleo, lo que le permitirá trabajar el claroscuro y las calidades de manera exquisita.
Pese a que el título de la obra es conocida comúnmente como La ronda de noche, este es incorrecto, pues se trata de una escena diurna. El titulo original es “La compañía del capitán Frans Banning Cock” y representa la salida de una compañía de arcabuceros desde un soportal en el que se filtra unos rayos de luz, indicio de que estamos viendo realmente una escena diurna.
La composición es magistral ,aunque quizás por eso demasiado adelantada a su tiempo y a parte de los representados no les gustó el resultado final. Presenta una composición abierta, típica mente barroca, en la que predominan los elementos que lanzan la mirada hacia e exterior, además hay un gusto por lo anecdótico y lo naturalista que enlaza la pintura con el barroco holandés, orgulloso de sus interiores y sus aspectos cotidianos.
Los dos personajes principales son los que se disponen en le centro de la composición , aparentemente desordenada y sin elementos que permitan hablar de una de una distribución organizada en esta escena de exterior.
La pretensión del artista es registrar el instante concreto de la puesta en marcha, de forma que su objetivo es captar ese movimiento previo que nos ofrece det6enido, congelado.
El movimiento se consigue a través de la varudad de actitudes que asumne los distintos soldados , de juego de miradas y de los fuertes contastes de luz.
La pincelada, como sucede en toda la obra de Rembrandt, es suelta y pastosa.
 COMENTARIO
" La historia de los Países Bajos a finales del siglo XVI  y durante todo el siglo XVII es, en gran parte , la de una guerra intermitente, denominada, en aras de la simplificación  Guerra de los Ochenta Años, . El conflicto enfrentó a los Habsburgo españoles ( católicos)  con la república de las Provincias Unidas ( mayoritariamente protestantes), una unión de ciudades-estado rebeldes  de los Países bajos. Cada una de esta ciudades tenía su milicia cívica propia, dedicada tanto a la defensa como al mantenimiento del orden .
Estas milicias estaban lejos de ser ejércitos  rigurosamente entrenados   Las primeras se formaron a principios del siglo XV, pero ya desde su origen tenían más de cofradías o hermandades que de fuerzas armadas. . A lo largo del siglo XVI, estos retratos corporativos     ( doelenstueck)  ganaron popularidad y a menudo se exponían  en un lugar destacado en los ayuntamientos  y otros espacios cívicos. Por lo general , no eran de cuerpo entero.
Así, cuando a Rembrandt  le encargaron un cuadro de este tipo alrededor de 1640 , ya hacia le final de la guerra de los Ochenta Años, le precedía una tradición bien consolidada. Sin embargo  la obra que concluyó en 1642- La compañía de Frans Banning Cock y Willem van Ruytenburch, más conocida como La ronda de Noche- no se parecía a ningún retrato anterior de una milicia (....) ¿Qué es lo que hace tan grande, tan memorable, tan universalmente celebrado y admirado el retrato de una milicia por Rembrandt?
La respuesta tiene dos vertientes. En primer lugar,  la originalidad de la concepción reside ne lo que Rembrandt hace ( y lo que no hace)  con sus figuras. los milicianos no están sentados en fila ni nos miran . El cuadro se caracteriza por cierta sensación de informalidad, como si captara el momento en que os hombres se reúnen  para la ronda. Están dispuestos en aparente desorden en el espacio , preparando sus armas, charlando. cada uno lleva un sombrero o un casco distinto y no hay uniformidad ne sus ropas ( lo cual permite descubrir su categoría social) Al fondo se entrecruzan al descuido las picas, en un efecto muy alejado de las líneas paralelas que se aprecian en La rendición de Breda ( o Las lanzas,  1635 ) de. Velázquez, que registra un episodio de la Guerra de los ochenta Años  visto desde la perspectiva española  La actitud relajada de la escena de un extraordinario realismo , hasta el punto de quedar difuminadas algunas de ellas ( lo cual sabemos que molestó a algunos de las retratados  . No obstante, esta informalidad no es producto del azar. Rembrandt se cuida de dar la debida relevancia a los personajes más importantes - Frans Banning Cock, el capitán, y Willem van Ruytenburch, su teniente- no solo representado  en un primer plano , sino focalizando en ellos una intensa luz  .Parece como si Cock explicara alguna nueva estrategia a su segundo , de estatura claramente menor: es un líder entre sus hombres, aunque estos, de momento , no le sigan . El conjunto parece un retrato de historia más que un retrato , pues da toda la impresión de que los hombres están a punto de entrar en acción.
El segundo aspecto en que la Ronda de Noche difiere de los anteriores difiere de los anteriores retratos de milicias es el tratamiento de  la pintura por Rembrandt  y su magistral uso del tono y del color. Rembrandt, junto con Caravaggio , fue el máximo exponente de la técnica del claroscuro ,  y aunque el lienzo parezca  negro, predominan los  los marrones y lo grises oscuros. El negro auténtico se reserva para el traje del capitán , que tiene el color totalmente plano y saturado y la rica textura del terciopelo. La intensa luz que llega desde la izquierda debería de que la escena no se desarrolla de noche. Se dice que el nombre de La ronda de Noche no lo puso Rembrandt, sino sir Joshua Reynolds, a causa de la oscuridad que domina la obra. gran parte de la luz es reflejada por el teninete de Cock , vestido con colores planos. Sobre la reluciente tela dorada, a la Rembrandt da mágicamente vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada