domingo, 22 de septiembre de 2013

CÓMO ANALIZAR UNA ESCULTURA

Imprimir Imprimir el artículo
Cómo analizar la escultura
¿Qué hacer para llegar a comprender toda la plasticidad y emotividad que puede llegar a trasmitir una escultura? ¿ es posible llegar a comprender lo que le artista nos quiso trasmitir al realizarla?

¿Cómo definir la escultura?
La escultura es una forma de expresión artística que consiste en la manipulación de la materia con la intención de crear formas tridimensionales con significación estética autónoma. Toda pieza escultórica supone un volumen en el espacio que hay que valorar tanto en sí mismo como n relación con su entorno. Como tal, define cierta (o eventualmente incierta) silueta y genera una determinada masa, que puede sugerir tanto peso y solidez como, por el contrario, ingravidez y ligereza.
La masa se afirma por medio de la superficie: ahí entran en juego los valores táctiles, aunque permitidos a través de la vista, lo blando, lo duro, lo terso, lo rugoso, así como el color. La apropiación del espacio que envuelve a una determinada pieza puede venir determinada como consecuencia en unos casos del bloque que se toma como punto de partida. O, en otros, del sometimiento a un determinado espacio arquitectónico.
En ese sentido, es muy importante el emplazamiento de la escultura, y por eso , en su contemplación hay que tener siempre en cuenta la distancia, el punto o los puntos de vista posibles, la relación con otros elementos artísticos o naturales del lugar y , muy en especial , la luz.
¿Cómo clasificar la escultura?
La escultura exenta, también llamada de bulto redondo, es aquella que admite un desplazamiento visual a su alrededor para ser contemplada. Por lo tanto, concentra en sí misma todos los valores simbólico-perceptivos. A veces está asociada a la arquitectura, con la que establece relaciones iconográfico-representativas, ya que a través de la escultura se alude a las funciones o dedicación del edificio a la que va unida y ornamentales, ocupando ciertas superficies o , incluso, grandes espacio que determinan el espacio del edificio.

El relieve es otra forma escultórica. Existen altorrelieves, donde las figuras salen de un fondo plano , y bajorrelieves, , en cuyo caso el grosor es inferior a la media figura, siempre sometidos a los mismos problemas de representación que, en cada época, han regido para otras artes plásticas, como en la pintura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada