lunes, 16 de diciembre de 2013

ANÁLISIS Y COMENARIO DE UNA OBRA DE ARTE: LA MEZQUITA DE CÓRDOBA

Imprimir Imprimir el artículo
ANÁLISIS Y COMENTARIO DE UNA OBRA DE ARTE: LA MEZQUITA DE CÓRDOBA
INTRODUCCION
Las ilustraciones reproducen una planta y una vista del interior de un edificio  rectangular en el que podemos distinguir  dos partes:
Una, techada, compuesta por 19 naves separadas por columnas, dispuestas en sentido longitudinal , de las que una es ligeramente más ancha que las demás. Esta conduce hacia un nicho de planta de herradura situado en el testero, precedido de un espacio señalado  por columnas. A ambos lados del nicho hay cionco cáaras, casi todas comunicadas entre sí. En esta misma nave  hay un tramo de planta cuadrada, diferenciado también por columnas.Aparecen unos pilares que marcan  las sucesivas ampliaciones de que ha sido objeto el edificio.
La otra, es una zona descubierta, un patio, al que se abren las naves antes descritas. Enel tenemo un aljibe y una  torre.
El muro que cierra el conjunto está reforzado por contrafuertes, y horadado por 18 puertas 87 en el lado oeste, 9 en el este y 2 en el norte)
ANÁLISIS
Los materiales utilizados, apreciables en la fotografía son: el mármol en  las columnas, la caliza y el ladrillo
Como soportes se emplea el muro reforzado por estribos que, solo en el teswtero, parecen tener una visión constructiva, de refuerzo, para contrarrestar la presión de las racadas. En el interior se utilizan los pilares y , sobre todo, las columnas, auténticas protagonistas de la obra. Estas son de fuste liso, monolítico, carecen de basa y tiene un capitel de pencas que recuerda, aunque con un tratamiento más tosco, los capiteles compuestos romanos; se rematan con un cimacio.Sobre ellas se superponen unos pìlares de sección rectangular rematados en su parte inferior mediantes modillones de rollos. Los pilares van unidos por arcos de medio punto, por debajo de ellos, y para afianzar la obra actuando actuando con tirantes o entibos, tenemos arcos de herradura enjarjados. Unos y otros presentan bicromía en las dovelas, que son blancas y rojas alternamente, puesto que estan hechas de  caliza y ladrillo.
La cubierta apenas se aprecia en la fotografía, es adintelada por medio de vigas formando una armadura que sostendría una techumbre a dos aguas
la decoración en estas naves radica en los capiteles y en la bicromía del dovelaje de los muros.las arcadas, además de su papel constructivo, constituyen por sí mismas un elemento decorativo importante no solo por su colorido ,sino también  por la superposición de arcos.
El edificio es de proporciones considerables, desarrollado en sentido longitudinal  y transversal y con poca altura; la horizontalidad es, por tanto, uno de los rasgos principales. El único elemento vertical es la torre.
El exterior carece de importancia.A través de la planta, y dadas las proporciones del edificio, intuimos que no hay un concepto claro de fachada, y lo que domina es el propio muro, horizontal, y cuya planitud se rompe mediante los contrafuertes. En él se abren un número elevado de puertas, dispuestas de un modo un tanto anárquico, sin responder a ejes predominantes de composición.
Es el espacio interno el que se valora, marcado por la sucesión de naves idénticas ( salvo una) perpendiculares al muro. es un espacio indiferenciado, en el que no hay focalidad puesto que todo el testero es importante.
COMENTARIO

“En los primeros años de la ocupación musulmana consta que lo árabes aprovecharon  los monumentos visigodos existentes en el país, no sólo para los servicios de administración, sino también para el culto; en algunos lugares la vieja catedral fue transformada en mezquita, en otros se reservó la mitad para los cristianos. esto ocurrió en Córdoba, ciudad ya impòrtante en época goda, pero la establecerse allí el califato omeya, que trataba de competir con el califato abbasí de Bagadg , los califas tuvieron empeño de que  la mezquita de su capital, no solo no desmereciera de las más famosas de Oriente, sino que continuará con la tradición iniciada por la de Damasco, capital que tuvieron que abandonar en 750, cuando tomaron el poder en ella sus enemigos los abbasies. Cuando Córdoba capituló ante el empuje musulmán se reservó a los cristianos una parte de la catedral dedicada a San vicente. Aquella servidumbre no fue compatible con los proyectos de Abderraman I (756-788) de agradar la mezquita,  y se indemnizó a los cristianos para que cediera completamente sus derechos a los musulmanes. No sabemos lo que se ha conservado de los muros y  columnas de la antigua basílica de san vicente; en su plan primitiva la mezquita de Córdoba tenía sólo once naves, de las cuales la central ,dispuesta hacia el mihrab , era más ancha, como la de Kairuan. eSta estructura es visible aún hoy en la parte más antigua, construida a partir del ó 785 por Abderramán I . Hixem I, en 840, añadió otras naves laterales, construyó el actual alminar y decoró el patio con una magnífica pila de abluciones. Según dicen los historiadore árabes, Hixem II añadió once naves más o filas de columnas, y cuando en tiempos de Almanzor, a fines del siglo X, por  causa de la inmigración bereber, faltó espacio en la mezquita, se le añadieron otras hileras de columnas.
Esta multiplicación de las naves complicaba con un nuevo problema de visualidad el de la cubierta de la mezquita. Cuando las mezqutas tenían sólonu pórtiuco del lado del mihrab , o a lo más una serie de tres o cinco naves de columnas, estas naves quedaban suficientemente iluminadas, pero cunado las naves se multiplicaron, como en la mezquita de Córdoba, la vasta extensión de las galerias obligaba a levantar el techo, porque de otro modo el monumento habría hecho el efecto de  unas onstruccion oscura y baja.pro otra parte, los arquitectos árabes del a mezquita de córdoba, que aprovecharon bastanetes columnas y capiteles del os edificios antiguos, no podían reunir igual número de fustes gigantescos con que elevar los techosa la atrurea deseada, y para resolver esta dificultad adoptaron el mismo sistema  que haían empleadoi lso romanos ne le acueducto de Merida: el de superposicin de la arcadas. Encima de las primeras columnas levantaron  una nueva hilera con  otros arcos de herradura, formando un segundo  y hasta a veces un tercer orden dearcos. en Córdoba se cerró de bóveda el tramo  que forma el vestíbulo delante del mihrab .Está, además, decorada con mosaicos que envió el emperador de Constantinopla, amigo y aliado del califa omeya de córdoba, mientras que Carlomagno y los emperadores carolingios hicieron alianzas con los califas abbasíes de Bagdad, La llamada macsura de Córdoba, especie de antesala del santuario, con rica decoración, está cerrada con arcos lobulares entrecruzados.”
VV.AA. Arte Islámico HISTORIA DEL ARTE, Vol.4 . Ed Salvat. Barcelona,1970

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada